La materia de lo inmaterial

¿Eres de los que siente que cada vez necesita menos cosas materiales para ser feliz?

Supongo que es algo bastante común ahora que está tan de moda el pensamiento Zen: meditar, hacer yoga y la comida japonesa.

Me sorprende como algunas personas son capaces de llevar algo tan bueno a tal extremo que pueden convertirlo en algo tan excéntrico: gente desnuda meditando alrededor de una hoguera, haciendo yoga con sus perros o comiendo sushi a la plancha…

Sabemos que nuestros pensamientos crean y la forma en la que nos enfrentamos a las situaciones es lo que demuestra quienes somos.

Soy una persona poco materialista. Me he dado cuenta de que no me gusta tener cosas que no uso. (Por eso, cuando dejan de ser útiles para mi, las vendo a otra persona que las quiera en Wallapop.)

Sin embargo, tengo que reconocer, que también tengo una parte materialista. Desde que empecé el año pasado a estudiar Educación Infantil me he dedicado a coleccionar materias primas como cartón, tapones de corcho, botellas de plástico, maderas… para crear juguetes reciclados para niños/as. De esta forma, ahora soy consciente del valor que pueden llegar a tener algunas pequeñas cosas materiales que desechamos a diario…

Por todas estas cosas, me resulta tan difícil elegir “una sola cosa material” para salvar de mi casa si hubiera un incendio. ¿La valiosa mesa y las sillas de madera labrada a mano heredada de mis padres, mi vestido preferido, el disco duro donde guardo todos mis documentos?

Aunque todo en lo que pienso me parece valioso y prescindible a la vez, hay algo que estoy segura que me alegraría sacar a tiempo de entre las llamas: el álbum de fotos de cuando era pequeña. Porque en esas imágenes hay miles de detalles que abren la puerta a los recuerdos y la imaginación, que son la materia que espero necesitar siempre, la materia de la que está hecho lo inmaterial.

Anuncios

#Cine LOS ENCANTADOS

ricardodavila_angelaboj_cadillac

¡Estoy más nerviosa hoy que el día que nos casamos!

El rodaje de Los Encantados empieza mañana y los preparativos me tienen embolicada en un torbellino de emociones.

Todos hemos estado con idas y venidas, pero tú luchador incansable, has permanecido seguro, firme en tus convicciones.

No es solo una película, lo que estamos haciendo. Ahora mismo, lo es todo. Aquí hemos puesto, todo lo que hemos sido capaces; lo que tenemos y lo que no tenemos. Como tú bien dices: “Es nuestra última bala”.

“Cuando la vida me dice que no le parto la madre, y si me pone obstáculos los quito de un chingazo.” Ricardo Dávila

Si esta película no sale bien, tendremos que replantearnos el camino. Hace años que pasó nuestro tren y nadie parece mirar hacia atrás para recoger a los que todavía queremos vivir de esto, a pesar de lo imposible que resulta.

Soy testigo de tu afán para que en este barco viniera la máxima gente posible. Para llevarte a todos los que fueran capaces de ver la dimensión de lo que estás queriendo hacer. Y sellar nuestra lucha con un abundante torrente de belleza y talento, aunque por esta misma razón, el proyecto sea una verdadera locura.

Empezando por… ¿dónde vamos a dormir? Si en nuestra minúscula casa, tenemos ahora mismo metidos los vestuarios de 19 actores!!!

El día de nuestra boda, estaba segura de que tú me ibas a tomar para siempre con tu sí y que yo iba a llenarme de quererte eternamente. Pero hoy, esta película, depende de tanta gente… necesitamos que tantas personas queridas y cercanas, también se casen con este proyecto… ojalá todos “Los Encantados” que vienen con nosotros en esta arca, se enamoren y se sientan salvados. Yo soy testigo, que tú lo estás acometiendo también por ellos.

¡Estos sí que son los días más importantes de nuestra vida!

 

El hombre que llegó por si mismo

Madrid, 05 de Octubre de 2013.
HIJO MENOR DE LA PALABRA

Hombre libre, escritor y actor que nada acepta sin más… siempre iluminado por la reflexión.

“La cultura es un acto lúcido que requiere un mínimo de reflexión.” 
César Platas Brunetti

Llegaste por ti mismo, nadie te presentó cuando entraste

en mi vida.

El 14 de Julio de 2008 recibí un email tuyo con la invitación a una presentación de tu último libro de poesia “Mi dios es mujer”. Desde aquella primera conversación por correo electrónico hasta hoy, nos ha unido una gran amistad y admiración artística.

Unos meses después, el 13 de Octubre, nos vimos por pri

mera vez en el bar “La Mariachita”. Fui acompañada de mi querida amiga Leticia Pascual. Poco después empezaron los ensayos y reuniones con el grupo de actrices que empezamos a trabajar contigo colaborando en tus cortometrajes.

Así nos unió para siempre la ficción.

“La ficción tiene la facultad de enseñarnos lo que no conocemos y lo que no se da.” 
Javier Marías

Una vez que se empieza a trabajar contigo, ya no se quiere parar jamás.

Aquí anoto algunas de las cosas que me escribiste entonces:

“Gracias a ti, Angela, eres una persona muy especial. Te vas a llevar el mundo en las espuelas. Te quedan muchas lunas que arrojar desde ese compromiso enorme que tienes contigo misma. Eres muy honesta con tu vocación y con tu vida. Eso es lo que creo que está guiando tus pasos. Ojalá que siempre sea así, porque sonará tu voz en todo el mundo. Estoy seguro. Y como siempre, no dejes que nada ni nadie te diga lo contrario.


Yo te voy a apoyar siempre.”


Desde entonces, hasta hoy que soy tu mujer… he visto crecer la amistad hasta el enamoramiento sin cortejo. Y veo en mi querido amigo el compañero de vida que siempre quise. Ahora juntos, como una revelación, veo que vuelves a ser quien eras. Ahora vuelves a tu centro.

“Poco a poco sentí su gravitación imperiosa, y al fin me le acerqué de por vida.” 
Alfonso Reyes

Tengo un lugar privilegiado en el mundo: a tu lado, Ricardo. Me llevas de la mano donde tú vas con el preciado añillo de tu madre. Compartimos el mismo camino como actores, ahora con más fuerza apoderados de nuestra vocación.

155_imdb_angelaboj

Te acompaño al Festival de Cine de Calanda: -“Estoy feliz aquí, he llegado de tu mano y espero que me lleves siempre a cualquier lugar al que vayas.”

img_3854

 

Ricardo Dávila de Boj y Ángela Boj de Dávila. Bailando, hasta que la muerte nos una más. Sí quiero y sí quiso.” 
Ricardo Dávila

Y en el porvenir, la película “Los Encantados” y dos sueños más… 
Todos firmados con tu elegancia.